miércoles, 5 de noviembre de 2008

Avionazo Mexico Distrito Federal

Anoche, antes de salir del trabajo, sólo supe que una avioneta se había estreallado en Periferico y las Palmas. Llegando a casa vi las noticias para enterarme de como iban las elecciones y lo primero que apareció en la pantalla fue el accidente aereo, enseguida escuche "donde iba el Secretario de Gobernación", mi hermana y yo nos miramos con susto, dijimos "qué país de mierda", senti una gran indignación y un coraje tremendo.

Nosotros los mexicanos, los seres concretos que poblamos esta latitud, desconocemos las razones que causaron este accidente. Me tomo el atrevimiento de etiquetarlo como un verdadero atentado pues no es la primera vez que fallece un funcionario público de manera misteriosa. ¿Quién pudo hacerlo?, ¿El gobierno? ¿El narco? Culpables hay por señalar pero ninguno justifica la razón para acabar con la vida de tantas personas porque no sólo fue la del sujeto clave, se llevaron a mas mexicanos entre las patas, mexicanos que no la debian ni la temían.

Una vez leí que el hombre es la única especie animal que sabe que le hace daño a otro. Es increíble hasta donde puede llegar la habilidad para elaborar un plan que llevará a la muerte a una persona, subirse a la avioneta junto con 7 personas más, sabiendo que el destino no es su hogar si no el eterno descanso del cual no volverán, no dejar ni un cuerpo que velar; el hombre no es como el ave fénix para resurgir de las cenizas. Polvo eres y como pólvora arderás.

Mis creencias políticas no tienen nada que ver con las del sr. Mouriño, lo que no difiere entre los dos es la condición humana y el derecho a la vida. De verdad lo siento por él y por todas las víctimas, por sus familias y por nosotros que estamos a merced de este gobierno. Ojala que las averiguaciones arrojen una tesis contraria a la mía y que haya sido una terrible jugada del destino.


UPDATE: probablemente el target era Jose Luis Santiago Vasconcelos, pues ya habia tenido uno que otro atentado. Claro, se encarga de la lucha contra el narco.

y un consejo para cruzar la calle, mi abuelo lo decía: Mira a los dos sentidos y de paso al cielo, no vaya a ser que se caiga un avión.

3 comentarios:

Micro dijo...

polvo eres y como polvora arderás.


Esto es lo más intenso que te he leído. Condición humana infranqueable pues.

KCHO! dijo...

ahora que eso que ni que'
saludos!

memo el cochito dijo...

WOW!! el comentario de tu abuelo me dejo boquiabierto