lunes, 6 de octubre de 2008

Carpe diem. Memento mori

Mi gatito Luna tiene cancer, la veterinaria le saco una radiografia y se ven todos sus tumores en la panza y la garganta. Tiene agua en los pulmones, por eso le cuesta trabajo respirar. Vomita casi todo lo que come. Era un gordito, pesaba 9 kilos y bajo a 6.
Estamos tan tristes, ha estado conmigo la mitad de mi vida. Se vio un poco desplazado cuando llego Paquete pero aun asi es el mejor gato que hemos tenido en la familia.
La veterinaria nos recomendo darle calidad de vida pues máximo le da un año mas de vida pero nosotros no queremos verlo sufrir, hace ratito vomito dos veces y le duele tanto, yo me puse a llorar mientras lo acariciaba para que se calmara. Yo creo que lo vamos a dormir y va a ser el momento mas dificil de nuestras vidas. Claro, la muerte de seres humanos queridos tambien es dificil pero ellos pueden decir lo que les duele, un animalito no. Luna sólo se aleja y se echa en el suelo totalmente cansado.
Por ahora solo vamos a vivir con Luna como si cada día fuera el último de su vida, le daremos todo el cariño que podamos.
Carpe diem, memento mori

1 comentario:

Pequeña capitalista dijo...

Ay Andriu es horrendo pasar por eso, pero pues no queda mas que apapacharlo mucho y que sean sus días más felices.

Un abrazo y ojalá estés un poco mejor